728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
domingo, 20 de mayo de 2018

El Papa Francisco pide paz para Venezuela y reconciliación en Medio Oriente

Vaticano, 20 May. 18 (ACI Prensa).- Al finalizar el Regina Coeli, el Papa Francisco pidió por la paz y unidad en Venezuela, que hoy vive elecciones presidenciales, así como por la reconciliación en Tierra Santa y en todo Medio Oriente.

“Deseo dedicarle un recuerdo especial a mi querida Venezuela. Pido que el Espíritu Santo dé a todo al pueblo venezolano: gobernantes, gente y sabiduría para encontrar el camino de paz y unidad”, dijo el Santo Padre este domingo 20 de mayo.

Además, aseguró su oración por las 11 víctimas mortales que dejó el motín de la Cárcel Penitenciaria Fénix, del estado venezolano de Lara.

Por otro lado, el Papa pidió al Espíritu Santo para que inspire el diálogo y la reconciliación en Tierra Santa y Medio Oriente.

“Pentecostés nos trae a Jerusalén con nuestro corazón. Anoche estuve espiritualmente unido con la vigilia de oración por la paz que tuvo lugar en esa ciudad, santa para los judíos, cristianos y musulmanes. Y hoy seguimos invocando al Espíritu Santo para inspirar voluntades y gestos de diálogo y reconciliación en Tierra Santa y en todo el Medio Oriente”, sostuvo Francisco.

Al final de su mensaje aseguró que “Pentecostés marca el origen de la misión universal de la Iglesia”, y es por eso que hoy se publica el Mensaje para el próximo Día Mundial de las Misiones.

“También me gusta recordar que ayer tuvo lugar 175 años desde el nacimiento de la Obra de la Infancia Misionera, ve a los niños como protagonistas de la misión, con la oración y los pequeños gestos diarios de amor y servicio. Agradezco y aliento a todos los niños que participan en la difusión del Evangelio en el mundo”, concluyó.









  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: El Papa Francisco pide paz para Venezuela y reconciliación en Medio Oriente Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos