728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
sábado, 19 de mayo de 2018

La acusación de «homofobia» es un instrumento del totalitarismo

(OnePeterFive/InfoCatólica) El cardenal Gerhard Müller, antiguo prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, concedió una entrevista al periodista italiano Costanza Miriano, que trabaja para la cadena de televisión italiana RIA. En esta nueva entrevista, el cardenal alemán rechaza la noción de «homofobia» y explica que es un instrumento de una ideología contraria a la realidad.

Miriano publicó la entrevista en su propio blog privado, en el que también promueve dos libros suyos en los que defiende la comprensión tradicional del matrimonio: a saber, que las esposas estén sujetas a sus maridos y que los maridos protejan a sus esposas incluso con sus vidas. En su propia introducción a la nueva entrevista, rechaza la noción de «homofobia», es decir, una aversión contra los homosexuales.

Según Giuseppe Nardi de Katholisches.info, quien informa sobre esta nueva entrevista, el objetivo de gran parte de esta ideología de género es eliminar la homosexualidad, y más recientemente la transexualidad, del catálogo de enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS). (De hecho, la homosexualidad ya se eliminó del catálogo en 1990, lo que demuestra la eficacia de dicha estrategia).

La entrevista de Miriano con el Cardenal Müller viene en el contexto de su próxima participación en la presentación de un libro sobre un hombre que tiene inclinaciones homosexuales pero que se resiste a ellos, y ahora describe la ideologización de este problema.

El autor se llama Daniel C. Mattson, y el título de su libro es Por qué no me llamo gay: «Why I Don't Call Myself Gay: How I Reclaimed My Sexual Reality and Found Peace». (El libro fue publicado por primera vez por Ignatius Press, en 2017. El Cardenal Robert Sarah escribió el prefacio para la versión italiana del libro, y el Cardenal Müller lo presentará el 25 de mayo en Roma.

En su entrevista con la Sra. Miriano, madre de cuatro hijos, el Cardenal Müller dice lo siguiente sobre el concepto de homofobia, en el contexto del Día Internacional contra la Homofobia del 17 de mayo:

«La homofobia simplemente no existe. Es claramente una invención y un instrumento del dominio totalitario sobre los pensamientos de los demás. El homo-movimiento carece de argumentos científicos, por eso creó una ideología que quiere dominar creando su propia realidad. Es el patrón marxista según el cual la realidad no crea el pensamiento, sino que el pensamiento crea su propia realidad. Aquel que no acepta esta realidad creada debe ser considerado como enfermo. Es como si uno pudiera influir en una enfermedad con la ayuda de la policía o con la ayuda de los tribunales. En la Unión Soviética, los cristianos fueron puestos en clínicas psiquiátricas. Estos son los métodos de los regímenes totalitarios, del nacionalsocialismo y del comunismo. Lo mismo ocurre en Corea del Norte para aquellos que no aceptan la forma de pensar reinante».

Costanza Miriano señala que conoce varios obispos que son más conservadores, pero que al mismo tiempo apoyan tales iniciativas contra la homofobia, y le pregunta al cardenal Müller por qué se prestan a este «juego». El cardenal Müller responde:

«Algunos obispos hoy ya no tienen el coraje de decir la verdad y se dejan intimidar. No entienden que la homofobia es un engaño que sirve para amenazar a las personas. Pero nosotros, los cristianos, tal vez no tengamos miedo frente a las amenazas. En los primeros siglos [después de Cristo], los discípulos de Jesús fueron encarcelados, devorados por las fieras. Hoy uno los desgarra con la ayuda del terror psicológico, mientras que al mismo tiempo hace uso de la falta de conocimiento. Sin embargo, de un obispo y de un sacerdote, uno puede esperar que sea capaz de mirar detrás de estas ideologías. Nosotros somos los que tratamos, con la ayuda de la Gracia de Dios, de amar a todas las personas, también a aquellos que se sienten atraídos por el mismo sexo. Pero debe quedar claro que amar no significa obedecer a la propaganda de género».

Con referencia a Daniel C. Mattson, el autor del nuevo libro, el Cardenal Müller dice que él cuenta su propia historia de su homosexualidad a la luz de estas ideologías actuales y que rechaza ser llamado «gay». El cardenal insiste en que «el que siente tal atracción tiene que vivir castamente, al igual que todos, todos nosotros que no vivimos en un matrimonio válido y verdadero tenemos que hacer».

Cuando se le preguntó sobre el hecho de que actualmente esta agenda de género está siendo promovida por muchos gobiernos occidentales, el cardenal alemán responde que «nuestros políticos en Europa deben ocuparse de muchas personas, sin trabajo, del problema del falta de nacimientos, de la familia, de muchos problemas serios». En cambio, agrega, «están ocupados convirtiendo nuestras democracias en sistemas totalitarios. La ideología en sí misma es violenta. ¿Cómo puede un parlamento decidir qué es verdad y qué no?» pregunta Müller.

Let's block ads! (Why?)









  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: La acusación de «homofobia» es un instrumento del totalitarismo Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos