728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
jueves, 14 de junio de 2018

Así resurge una comunidad de religiosas tras la destrucción del terremoto en México

CIUDAD DE MÉXICO, 14 Jun. 18 (ACI Prensa).- A casi un año del terremoto que sacudió el centro de México, las Misioneras Clarisas del Santísimo Sacramento, con voluntad y confianza en la providencia de Dios, se mantienen firmes en la reconstrucción de su Casa Madre en Cuernavaca.

El 19 de septiembre de 2017 un terremoto de 7.1 grados sacudió durante casi 20 segundos el centro de México, afectando a los estados de Morelos, Puebla, Tlaxcala, el Estado de México, la Ciudad de México, entre otros.

La tragedia cobró 369 vidas, la mayoría en la capital del país.

En la Casa Madre de las religiosas en Cuernavaca, en el estado de Morelos, “toda la comunidad la sentimos muy fuerte, una sacudida extrema que no nos permitía dar un paso”, recuerda la hermana María Elena, superiora de la región de México, en declaraciones para ACI Prensa.

#Cuernavaca #19S Luego del terremoto, las hermanas Clarisas, misioneras polifacéticas en su labor evangelizadora, levantan muros para seguir siendo ángeles, hermanas, madres y el brazo de la misericordia en México. https://t.co/uizSyK0q1G pic.twitter.com/oYGmlqspaI

— IglesiaNecesitadaMex (@ACNMex) 12 de junio de 2018

Apenas ocurrido el sismo, las religiosas buscaron a las más ancianas para ayudarlas. Luego pudieron constatar que las alrededor de 50 hermanas estaban a salvo.

Pero los edificios sí sufrieron daños tras el terremoto.

La sala de usos múltiples de la Casa Madre había perdido una pared y presentaba más grietas. Una parte del complejo, que algunas de las religiosas más ancianas habían ayudado a construir, tuvo que ser demolido.

Las Misioneras Clarisas del Santísimo Sacramento fueron fundadas en 1945 en Cuernavaca, por la Madre María Inés Teresa del Santísimo Sacramento.

La Madre María Inés Teresa del Santísimo Sacramento fue beatificada en 2012 por el entonces Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Amato, en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.

Hoy las Misioneras Clarisas del Santísimo Sacramento tienen 15 casas en México y están presentes en 14 países, entre ellos Costa Rica, Argentina, Estados Unidos, España, Nigeria, Sierra Leona, Japón y Vietnam.

“De nuestra Madre Fundadora recibimos esa conciencia de una gran confianza en la bondad de Dios, en su misericordia”, asegura la hermana María Elena.

Y la bondad de Dios y la generosidad de su comunidad no se dejó esperar tras el terremoto.

Indicó que la Casa Madre es muy querida en la congregación y por eso, según sus posibilidades, en todos los lugares donde están presentes han hecho actividades para contribuir económicamente con la reconstrucción.

“De verdad estamos muy agradecidas con todas, porque no nos han mandado grandes cantidades, pero de poquito en poquito hemos tratado de buscar la manera de que esto nos ayude”, afirmó.

Por su parte, la hermana Katy, a cargo de las labores de reconstrucción de la Casa Madre, destacó que el apostolado de las religiosas abarca desde la catequesis para Primera Comunión y Confirmación, la pastoral penitenciaria, hasta un jardín de niños “que también quedó dañado” por el terremoto.

Además dan charlas a “las muchachas que cumplen 15 años y que vienen aquí a celebrar su Misa de Acción de Gracias”.

Para las misioneras clarisas ha resultado importante además el aporte de organizaciones como la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN).

ACN ha aportado 1 millón 142 mil pesos (alrededor de 55 mil dólares), que han permitido a las religiosas reparar los daños, demoler el edificio más afectado en sus instalaciones y realizar los planes para su reconstrucción.

Con las obras, las religiosas, cuyo lema es “Urge que Cristo reine”, esperan poder desplegar nuevamente sus diversos apostolados, y tener nuevamente disponibles sus instalaciones para acoger retiros y ejercicios espirituales.

Si desea donar a las Misioneras Clarisas puede hacerlo desde México:

A nombre de: PROYECTO MARIA INES DE ASISTENCIA SOCIAL A.C.

BANCO: BANAMEX

SUCURSAL 7002

Cuenta: 7105759

CLABE: 002540700271057598

correo: proyectomariaines@yahoo.com

Desde el extranjero, las donaciones pueden realizarse:

A nombre de: PROYECTO MARIA INES DE ASISTENCIA SOCIAL AC

Banco: Banamex

Cuenta en dólares: 9001042

Sucursal: 7002

Clave interbancaria: 002540099790010426

Swift: BNMXMXMM

Dirección del Banco: Ave Vicente Guerrero #110, Lomas de la Selva, Cuernavaca, Morelos México 62270

Dirección de Proyecto María Inés: Priv de la Selva 13 Lomas de la selva

62270 Cuernavaca, Morelos. México.









  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: Así resurge una comunidad de religiosas tras la destrucción del terremoto en México Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos