728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
martes, 26 de junio de 2018

El nuncio y los obispos de Nicaragua detienen una nueva masacre



(Agencias/InfoCatólica).- Las campanas de la ciudad de Masaya, Nicaragua, tocaron sin parar, no para advertir de la llegada de los escuadrones de la muerte, conformados por la policía y los paramilitares, sino esta vez con un motivo de esperanza: la llegada de algunos miembros de la Conferencia Episcopal y el Nuncio Apostólico que el pasado jueves, después de enterarse de que la ciudad había sido atacada nuevamente, llegaron casi de inmediato al lugar, para detener la masacre.

Según recoge la Agencia Fides, fue una visita muy arriesgada, pero al ver a los obispos marchando por la calle, toda la población salió de las casas y se unió a ellos. Eran creyentes y no creyentes, católicos y no católicos, pero todos juntos, en silencio, hicieron que la policía dejara precipitadamente las calles.

Tras saludar a la gente, los obispos hicieron una pequeña procesión con el Santísimo Sacramento junto con el clero de Managua y de Masaya. Luego los obispos fueron a la estación de policía, de donde se ordenaron los ataques contra civiles, comandados por el Comisionado Ramón Avellán, acusado por la gente del lugar de ser el responsable de las matanzas de las últimas semanas.

Conversaciones con las autoridades civiles

Después de más de una hora de conversaciones, dejando los cuarteles, el cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua, ha querido informar al pueblo: «El Comisario Avellán se ha comprometido a poner fin a toda la violencia, le dije que si esto no se cumple, lo llamaré más tarde». El Cardenal Brenes siempre ha aparecido acompañado por el Arzobispo Waldemar Stanislaw Sommertag, Nuncio Apostólico en Nicaragua.

Por otra parte, la Iglesia parece haber tenido éxito, al menos en la palabra, para contar con el compromiso de Avellán en la liberación de todos los presos de Masaya, Nindirí, Masatepe y Ticuantepe, que fueron detenidos por razones políticas en estos días. El arzobispo de Managua también ha afirmado que deja como sus delegados para controlar este compromiso a los sacerdotes Bismarck Conde, P. Edwin Román y al Dr. Alvaro Leiva.

«Hay un mandamiento de Dios para todos: no matar»

Un poco más tarde, en la puerta de la iglesia de Masaya, frente a una gran multitud, Monseñor Baez, obispo auxiliar de Managua, recordó a la población que «hay un mandamiento de Dios para todos: no matar». El Nuncio también se dirigió a las personas y pedió orar el Padrenuestro, y al final dijo: «El Santo Padre está informado de todo lo que está sucediendo aquí en Nicaragua». Luego instó a la población de Masaya a no usar la violencia, invitando a todos a creer en Dios como medio para superar la violencia.

Han pasado dos meses desde el 18 de abril, cuando Nicaragua comenzó su crisis más cruel desde los años 80, que comenzó con manifestaciones contra la reforma de la seguridad social convirtiéndose en un grito nacional para abrir cambios democráticos. Hasta el momento, más de 170 nicaragüenses han sido asesinados en enfrentamientos y represiones, incluida toda una familia que ha sido quemada viva en Managua.

El Papa se reunirá con el Cardenal Brenes

El próximo sábado 30 de junio, Papa Francesco recibirá en audiencia al cardenal Leopoldo José Brenes, Arzobispo de Managua, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y de la Comisión para el Diálogo Nacional, junto con Mons. Rolando José Álvarez Lagos, Obispo de Matagalpa y también miembro de la Comisión.

El viaje del Cardenal Brenes está motivado por su presencia en el consistorio de cardenales convocado por el Santo Padre para el nombramiento de nuevos cardenales, pero luego en audiencia privada informará al Papa sobre la «situación dolorosa y penosa que enfrentan los nicaragüenses», y sobre cómo se desarrolla el Diálogo propuesto por la Iglesia católica y respaldado por la confianza de la población, según afirma el comunicado enviado a la Agencia Fides por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN). «Durante su ausencia - continúa el texto del comunicado de prensa - Mons. Bosco Vivas Robelo, Obispo de la diócesis de León, asumirá la presidencia de la Comisión para el Diálogo Nacional».

La vida del país, desgraciadamente, todavía no ha vuelto a la normalidad: se siguen experimentando episodios de represión violenta contra la población que mantiene las barricadas en casi todas las ciudades del país, causando tres muertes al día. El presidente Ortega no responde a la solicitud de los Obispos y la Mesa de Diálogo para detener esta violencia.

Let's block ads! (Why?)
















  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: El nuncio y los obispos de Nicaragua detienen una nueva masacre Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos