728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
sábado, 21 de julio de 2018

¡No nos dejemos engañar! La verdadera intención detrás de la ley de aborto



Hermanos en Jesucristo:

En una reciente entrevista, en relación al aborto, la ex – Presidenta Bachelet dijo: «Yo soy una convencida de que ¿cómo podría una mujer votar, ser electa y no poder decidir sobre su propio cuerpo? O sea, no puede haber doble estándar en esto». «Eres una persona con la autonomía propia para tus decisiones».

Estas palabras sinceran la verdadera intención al legalizar el aborto: que éste se practique por libre decisión de la mujer. Con razón muchos plantearon que las tres causales eran una estrategia para llegar a una ley de aborto libre. Ha sido una hipocresía decir que sólo se quería una ley muy restrictiva, cuando en realidad sus promotores estaban pensando en otra cosa.

Al preguntarle cuándo empieza la vida de un ser humano, la Sra. Bachelet respondió: «Hay preguntas complicadas, pero nadie sabe cuándo empieza la vida». Precisamente porque ella no sabe cuando comienza la vida, nunca debió propiciar una ley que, según su parecer, posiblemente permite matar a una persona humana. Por ejemplo, un cazador que oye ruidos detrás de unos matorrales y dispara sin verificar primero de qué se trata, está cometiendo un acto inmoral, pues si en efecto resulta que mató a una persona, es culpable de un homicidio. Es obligación moral abstenerse, si no se sabe qué efectos producirá una acción, más aún en materia tan grave como es el derecho a vivir de toda persona humana.

Al respecto, el Papa San Juan Pablo II escribió: «Por lo demás, está en juego algo tan importante que, desde el punto de vista de la obligación moral, bastaría la sola probabilidad de encontrarse ante una persona para justificar la más rotunda prohibición de cualquier intervención destinada a eliminar un embrión humano. Precisamente por esto… la Iglesia siempre ha enseñado, y sigue enseñando, que al fruto de la generación humana, desde el primer momento de su existencia, se ha de garantizar el respeto incondicional que moralmente se le debe al ser humano en su totalidad y unidad corporal y espiritual».

Pretender el aborto libre como un derecho de la mujer –negándole todo derecho al niño por nacer– significa que será legal matar al hijo hasta el momento de su nacimiento e incluso después de nacido. Es decir, llegará un momento en que se apruebe en Chile el infanticidio.

Quienes estamos por la vida, no sólo hemos de seguir rezando al Señor y seguir luchando para que se derogue la actual ley de aborto, sino que, junto con propiciar una cultura de la vida, tenemos que intensificar nuestra oposición a las iniciativas legales que atenten contra la dignidad de la persona humana.

+ Mons. Francisco Javier Steigmeier,

Obispo de Villarrica, Chile

Let's block ads! (Why?)
















  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: ¡No nos dejemos engañar! La verdadera intención detrás de la ley de aborto Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos