728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
martes, 31 de julio de 2018

Sujeto agrede con una botella de vino a sacerdote anciano en Estados Unidos



DENVER, 31 Jul. 18 (ACI Prensa).- Un hombre golpeó y atacó con una botella a un sacerdote anciano en su parroquia en el estado de Delaware (Estados Unidos) el pasado 30 de julio.

El agresor del P. Bill Graney es un joven de 25 años identificado como Joshua August, quien ingresó a la parroquia de la Resurrección, ubicada en el condado de New Castle.

La policía local informó que los empleados de la parroquia vieron al atacante dentro del templo y luego “lo escucharon discutiendo con uno de los sacerdotes en la oficina del párroco”.

De pronto “escucharon el ruido de una pelea y cuando entraron vieron al párroco en el suelo y al sujeto blanco golpeándolo y pateándolo varias veces en el estómago y en la cara”.

“Los empleados de la parroquia trataron de separarlo, pero el hombre los empujó y fue a otra de las habitaciones, cogió una botella de vino, regresó y la vació sobre el sacerdote herido. Los testigos indicaron que después lo golpeó en la cabeza con la botella y tomó una lata de aire comprimido y la roció en la boca del presbítero”, describió la policía.

Los trabajadores consiguieron que el atacante saliera del templo prometiéndole que le darían dinero. Apenas estuvo afuera cerraron las puertas. El agresor las rompió a golpes, pero no consiguió entrar a la oficina parroquial.

Entonces llamaron a la policía, que logró detenerlo cuando escapaba en una patineta.

El P. Graney fue trasladado a un hospital local y se encuentra estable. Joshua August también fue llevado a un centro médico para atender sus heridas y luego a la estación de policía.

Actualmente se encuentra detenido bajo una fianza de más de 52 mil dólares.















  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: Sujeto agrede con una botella de vino a sacerdote anciano en Estados Unidos Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos