728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
sábado, 11 de agosto de 2018

La Iglesia en Italia protesta por la muerte de trabajadores migrantes explotados



(Crux) Doce trabajadores agrícolas inmigrantes murieron el lunes en un accidente automovilístico en el sur de Italia, destacando las inseguras condiciones de trabajo de muchos extranjeros que viven en el país y provocando las protestas de la Iglesia local.

«Estos niños no pueden vivir en casuchas como ratones», dijo el cardenal Gualtiero Bassetti de Perugia, jefe de la conferencia de obispos italianos, en un comunicado el 7 de agosto.

En la tarde del 6 de agosto, en una carretera entre las ciudades de Foggia y Termoli, en el sur de Italia, una camioneta que transportaba a los trabajadores agrícolas que regresaban de un duro día recogiendo tomates en un campo se estrelló contra un camión.

Según las investigaciones, el conductor del camión perdió el control del vehículo y se estrelló contra la camioneta llevando a los 12 trabajadores agrícolas, dando vueltas varias veces. Todos los pasajeros eran originarios de África, y se ha confirmado que siete de ellos residían legalmente en Italia, probablemente en el infame Rignano Ghetto, hogar de más de 500 extranjeros.

Otros tres resultaron heridos en el accidente, incluido el conductor del camión.

El sábado pasado, nuevamente en el sur de Italia, otro accidente mortal cobró la vida de cuatro trabajadores agrícolas migrantes, y otros cuatro resultaron gravemente heridos.

«En nombre de la Iglesia italiana, expreso mi consternación ante los 16 jóvenes africanos que han sido víctimas en los últimos dos días de accidentes en camionetas sin frenos ni garantías, y mi indignación por las condiciones inhumanas en que viven», afirmó Bassetti.

Los dos casos, próximos uno del otro, han arrojado luz sobre las inseguras condiciones de trabajo de muchos inmigrantes que residen en Italia, y el reclutamiento ilegal de trabajadores agrícolas por muy bajos salarios y virtualmente sin precauciones de seguridad.

«Pediré controles exhaustivos para luchar, en toda Italia, por la explotación y el empleo ilegal», dijo el ministro del Interior Matteo Salvini, quien, como jefe del partido de derecha Northern League.

«[Digamos] una oración por las víctimas y sus familias», agregó, hablando a los periodistas locales.

En medio de un clima de creciente tensión sobre la inmigración, la Iglesia en Italia ha demostrado que no se silenciará. Varias publicaciones católicas condenaron recientemente los episodios de racismo y xenofobia que enfrentan los inmigrantes en la península y criticaron al gobierno populista recién electo por avivar las llamas.

«Todos [estos trabajadores inmigrantes] estaban mal pagados, muchos fuera de los libros», dijo Bassetti. «Todos [eran] jóvenes que, a pesar de que les pagaban tan poco, enviaban sus ahorros a sus familias en África, porque allí son incluso más pobres».

El 8 de agosto, varios trabajadores agrícolas marcharon en la ciudad de Foggia para reclamar por los derechos y la dignidad de los trabajadores, así como la protección de aquellos que se benefician del trabajo ilegal. La marcha fue organizada por los sindicatos de trabajadores italianos, pero también por muchas organizaciones sin fines de lucro, tanto laicas como católicas.

La marcha también hizo una parada en Rignano Ghetto, una gran variedad de casas móviles y cobertizos donde vivían muchas de las víctimas inmigrantes. La sucursal italiana de Caritas, la federación mundial de organizaciones benéficas católicas, ha estado muy activa en este gueto ofreciendo opciones alternativas de empleo que ayudan a muchos inmigrantes a escapar de las trampas y los peligros del trabajo ilegal.

«Es mi deber estar aquí», dijo el obispo Giovanni de San Severo, que participó en las marchas, «porque la Iglesia siente como propia el sufrimiento de estos hermanos».

Los obispos locales han mostrado solidaridad con las víctimas. El arzobispo de Foggia-Bovino, Vencenzo Pelvi, ha participado activamente en el ministerio del ghetto y sus habitantes. Después del accidente, escribió un mensaje para las comunidades diocesanas invitándolas a dialogar con «el otro» y evitar los prejuicios en nombre de una «justicia superior».

El arzobispo también celebró una misa en la catedral de Foggia para conmemorar a los jóvenes que perdieron la vida el sábado. Luego visitó el hospital donde dos de los inmigrantes heridos en el accidente fueron atendidos para ofrecer apoyo y cercanía.

Let's block ads! (Why?)
















  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: La Iglesia en Italia protesta por la muerte de trabajadores migrantes explotados Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos